Blog

Inicio-General-Ventajas de la impresión digital respecto a otros sistemas
impresion flyer

Ventajas de la impresión digital respecto a otros sistemas

Cuando se imprime una foto o un texto en casa, se utiliza la impresión digital porque el archivo no se procesa, va directo desde el ordenador al papel. La impresora hace todo el trabajo, no necesita un material intermedio como ocurre con las planchas del offset en la impresión tradicional. Esto facilita que se pueda aplicar a todo tipo de materiales, no solo papel, haciendo también que el proceso sea más sencillo y poniéndolo al alcance de todo el mundo.

La impresión digital puede hacerse por inyección de tinta o por láser. La primera requiere de cartuchos y la segunda de tóneres, ambas opciones que seguro suenan a los que tienen impresora en casa o en el trabajo. En una imprenta industrial especializada en artes gráficas como la nuestra también los utilizamos, pero a una escala mucho mayor porque imprimimos miles de papeles.

enfajado de fichas de cartón

El cabezal de la máquina impresora se mueve trazando líneas horizontales a gran velocidad y de una sola vez para todos los colores, a diferencia de lo que ocurre con la impresión en cuatricromía donde el mismo papel o soporte se imprime cuatro veces, lo que resulta en un proceso mucho más lento. También se diferencia en que el papel no entra en contacto con la máquina porque no hay planchas. Aún así, se mantiene la separación de tintas y es necesario disponer de varios cartuchos o tóneres para asegurar una buena calidad en el resultado final cuando el original tiene unos colores más utilizados que otros.

La impresión digital puede usarse en gran formato, pero resulta la mejor opción para el pequeño, por ejemplo para calendarios, libretas, agendas, pegatinas, flyers o cualquier material de papelería corporativa.

¿Qué ventajas tiene utilizar una imprenta digital?

En nuestra experiencia como imprenta digital, este tipo de impresión tiene unas cuantas ventajas respecto a otros aunque quizá la más destacada sea su bajo coste para proyectos de poco volumen y de cierta urgencia. Aunque, lógicamente, varía según el encargo.

Apuntamos los beneficios más que más valoran nuestros clientes:

  • Soportes y acabados variados: como hemos avanzado, la impresión digital se puede aplicar a papel tanto como a tejidos, adhesivos o vinilos. Además, acepta texturas, estampados y acabados que no pueden conseguirse con otro tipo de impresión, lo que consigue gran vistosidad.
  • Flexibilidad: al poderse utilizar en cualquier soporte, ofrece un abanico de opciones que dan mucha libertad para personalizar el resultado final. Así las empresas pueden aprovechar toda su creatividad para ganar impacto en sus acciones publicitarias.
  • Impresión directa: es una de las características del archivo digital, que no necesita nada físico o analógico. Esto la hace más económica porque no hay que invertir en crear planchas que hacen aumentar los costes de producción.
  • Agilidad en la puesta en marcha: al ser impresión directa, es más fácil empezar el proyecto porque no es necesario hacer preparar planchas ni hacer pruebas para ajustar los colores. De esta manera se pueden aceptar encargos que dan respuesta a acciones rápidas.
  • Plazos de entrega reducidos: la impresión digital es más rápida que la offset también porque el papel no ha de secarse cada vez y se puede cortar y manipular antes. Esto hace que las entregas pueden hacerse con mayor rapidez, lo que es muy práctico para proyectos pequeños que requieren plazos cortos.
  • Tiradas pequeñas: la impresión digital es más eficiente que otras opciones porque se establece un coste por página impresa. Esto hace que sea muy ventajosa para empresas pequeñas que no necesitan grandes volúmenes. Además, para tiradas más largas no suele salir a cuenta en comparación con la offset.
  • Personalización: una ventaja que valoran muchos clientes es la posibilidad de hacer varias versiones de una misma pieza y hacer pocas copias de cada una, en lugar de solo una de gran tirada. Se reducen los errores y se consigue llamar más la atención en material comercial, por ejemplo al cambiar el nombre o las imágenes de un catálogo.
  • Reimpresión ágil: puede reimprimirse con gran rapidez y en cualquier momento para actualizar la información que haya variado con el tiempo. Aprovechando que el volumen es bajo, se puede revisar cuando se quiera, quitando también espacio de almacenaje.
  • Menos residuos: se imprime solo lo necesario, de forma rápida y eficiente. Sin pruebas y ajustando el stock a lo imprescindible, esto que la imprenta digital sea más ecológica que otras opciones.
  • Calidad: aunque la impresión offset tiene una larga reputación en cuanto a calidad para revistas o catálogos, la digital es también muy buena para determinados encargos y ha mejorado mucho. Por ejemplo, es muy utilizada en servicios de impresión bajo demanda porque da buenos resultados.

Todas estas ventajas han hecho que los últimos años la imprenta digital haya crecido, posiblemente porque también ha aumentando la rapidez con la que se mueven los proyectos en las empresas y por el hecho de que ha aumentado considerablemente la creación digital y el nivel de personalización y agilidad que supone se ha extendido hacia la impresión.

La función de una imprenta digital

Está claro que la impresión digital tiene muchos beneficios, pero eso no implica que siempre sea la mejor elección para todos los formatos. Por ejemplo, este tipo de impresión se estropea más rápidamente que la offset, no acepta tintas metalizadas o acabados en UVI y, por supuesto, tampoco especificaciones de colores Pantone.

Conocer las características y todas las opciones de cada proyecto permite escoger la que realmente supone una ventaja. Por eso es importante confiar en la experiencia de profesionales que pueden valorar de forma individual cada encargo. En Loyal Print tenemos un equipo de expertos en impresión que asesoran a nuestros clientes sobre cuál es la solución que necesitan para hacer realidad sus proyectos