Blog

Inicio-General-Libros de cartón-Libros de cartón para iniciarse en la lectura a partir de los 2 años
libro de cartón

Libros de cartón para iniciarse en la lectura a partir de los 2 años

Los libros de cartoné infantiles son un aliado para los familiares y una diversión beneficiosa para niños y niñas, además de un regalo que demuestra interés por iniciarles en la lectura. Por eso están presentes en todos los hogares y destacan en librerías por sus formas que pueden ser de lo más variadas.

Están pensados para que niños y niñas a partir de los 2 años tengan un libro en sus manos que se adapte a ellos y les sirva para jugar y aprender. En Loyal Print sabemos cómo imprimirlos para que puedan manipularlos ellos mismos las cientos de veces que quieran leer las historias que cuentan. Así estarán empezando a descubrir el mundo de la lectura en papel y, a los beneficios de leer en soporte físico, se le suman las ventajas de que sea en cartoné.

Beneficios de la lectura en soporte físico

Leer en papel tiene muchos beneficios, como una mejor comprensión del texto y un mayor recuerdo de lo leído. Aún siendo muy pequeños, hay muchos motivos para animar a los niños a pasar un buen rato con un libro de cartón.

libro gigante de cartón

Fomento de la lectura

Las nuevas generaciones están acostumbradas a estar rodeadas de pantallas de todos los tamaños. Son su recurso más querido y recurren a ellas para cualquier cosa, pero no tiene que ser así de pequeños. Entonces se puede recurrir a otros estímulos, como los libros en cartón.

Cuando las letras son grandes, los colores vistosos y las formas reconocibles, es muy fácil engancharse a la historia que cuentan. Los estímulos de un libro en cartón son difícilmente comparables con otros dispositivos, ni siquiera con los que se imprimen en papel tradicional.

Autonomía y recuerdos familiares

A partir de los 2 años, los niños y niñas empiezan a tener cierta autonomía en sus ratos de juego. Un libro de cartoné puede acompañarles porque pueden manejarlo por su cuenta y es totalmente seguro, aunque necesitarán ayuda para leerlo y así mejorar su comprensión lectora poco a poco.

Las horas que se comparten leyendo crean recuerdos de infancia con la familia, tanto como si son a media tarde, un domingo por la mañana o antes de dormir. Y serán más vívidos si son en cartón.

libro de cartón acabado especial

Diversión y aprendizaje con libros de cartoné

La pasión por la lectura puede fomentarse desde pequeños con increíbles cuentos para niños. Empieza desde fuera, con una forma troquelada que llama la atención, y dentro hay un juego, una sorpresa en cada página. Eso les engancha tanto como les educa porque hay aprendizajes y moralejas, pero también ventanas que abrir, materiales que tocar o puzles que montar.

Un libro de cartón descubre el mundo como ningún otro formato puede hacer, por eso es un aliado tan potente para las familias y por eso los mimamos especialmente en nuestras impresiones.

Ventajas de los libros de cartón infantiles

Un libro para niños ha de estar pensado desde el principio para que realmente puedan manipularlo y leerlo los niños, incluso ha de llamar su atención desde la portada. Los de cartón son los únicos que cumplen este objetivo porque se imprimen cuidando todos los detalles.

libro gigante de cartón

Resistencia: un libro de cartón acompaña al niño varios años

Estamos hablando de niños a partir de 2 años, pero un libro de cartón le acompañará durante varios años. Crecerá con él y podrá conservarlo hasta que se haga mayor porque es mucho más resistente que uno de papel, tanto en la portada como en sus páginas.

La sensación de robustez que proporciona su grosor influye en la calidad percibida durante la compra porque podría descartarse si parece que no durará lo suficiente o no aguantará el ritmo de los más pequeños. Al imprimirse en cartoné, aumenta la resistencia y durabilidad de los libros para que puedan manejarlos libremente a su antojo.

Tranquilidad: elementos seguros de un libro de cartón infantil

Un libro parece inofensivo hasta que se producen arañazos o cortes porque sus páginas son demasiado finas para las manos de los niños y niñas que lo utilizan. Es algo que se puede evitar porque, cuando se imprime en cartón, se vuelve más seguro ya que todos sus elementos están calibrados para ellos.

Los cantos son romos para que no se puedan clavar en un descuido y así también se deterioran menos, por ejemplo por caídas al suelo. Al estar redondeados, es imposible que provoquen heridas, ni siquiera minúsculas porque además las páginas son más gruesas para que puedan pasarse fácilmente y con total tranquilidad.

libro de cartón clásico

Usabilidad: un libro de cartoné es fácil de usar por un niño

Las necesidades de lectura de un niño varían con los años. Cuanto más pequeños, menos se parece a un libro convencional y más hay que probar elementos que les llamen la atención. Por ejemplo, hay que adaptar el tamaño y grosor de las hojas para sea fácil de usar para cada franja de edad.

Un libro de cartón infantil ha de adaptarse a las necesidades del niño o niña, tanto por dentro como por fuera. Así lo disfrutará más, por su cuenta y con su familia, y con el tiempo se convertirá en su favorito y solo querrá leer los de este tipo.

Tipos de acabados en la impresión de libros de cartón

La misma historia puede explicarse de muchas formas y cada acabado que se le da a un libro proporciona una diferente, sobre todo cuando se trata de literatura infantil. Tanto la portada que puede ser troquelada o acolchada, como el interior que puede incluir puzles o ventanas para jugar y descubrir algo nuevo en cada página, cada libro es una experiencia única para el niño o niña.

Los libros de cartón entran sobre todo por la vista, pero también pueden ser un estímulo táctil si se les añaden materiales con diferentes texturas, como rugosas o aterciopeladas. Tocar los libros, eso que algunos mayores echan de menos por estar rodeados de dispositivos electrónicos, es una forma de entrar en contacto directo con la historia y explicarla de forma más directa.

En Loyal Print trabajamos con todo tipo de acabados, tanto en el grosor como en la encuadernación, para que lo que se quiere contar esté adaptado a los niños y niñas que lo van a leer y experimentar. Siempre con resultados de máxima calidad.

No importa el tamaño del libro, sea mini o gigante, lo imprimiremos para que sea un gran éxito editorial.