Blog

Inicio-General-La importancia de la lectura en los niños
libro de actividades

La importancia de la lectura en los niños

El fomento de la lectura es una tarea en la que todos debemos implicarnos. Como impresores de libros de cartón, en Loyal Print estamos comprometidos para ofrecer los mejores resultados y que así los niños tengan en sus manos un material que sea seguro y a la vez llamativo para sus sentidos. Imprimimos todo tipo de libros, pero los dedicados a niños son los que crean realmente el hábito de la lectura y por eso les tenemos especial cariño.

Por qué es importante la lectura en la edad temprana.

A partir de los 2 años, los niños ya pueden entender que un libro está lleno de imágenes que cuentan historias. No pueden leer aún, pero sí tocar, descubrir y comprender cada vez mejor las palabras que incluyen. Es un proceso que empieza en la edad temprana y que no tiene que terminar si se convierten en ávidos lectores.

Desarrolla habilidades esenciales

Empezar desde pequeños a desarrollar habilidades comunicativas es otra forma de decir que leer contribuye a mejorar su expresión y a ampliar su lenguaje. Conocerán palabras nuevas y entenderán su significado en diferentes contextos, ayudados por personajes que conocen y también por ventanas que les descubren nuevas posibilidades.
La comprensión también viene dada por la estructura de los cuentos que siguen un orden clásico. Esto ayuda a los niños a desarrollar un pensamiento lógico, además de las moralejas que puedan tener las historias. Poco a poco serán capaces de seguir la disposición de los personajes e interpretar sus acciones y las consecuencias que tienen, además de empatía por la resolución de cada uno.
Los libros de cartón también consiguen despertar a imaginación de los niños, abrirles la mente a un mundo nuevo lleno de ideas que aún no conocían. Les servirá para incentivar su lado más creativo porque experimentarán nuevas sensaciones y emociones. Cada página es una oportunidad para sorprenderles.
Para leer hay que estar concentrado, lo que en edad temprana significa que el niño aprende a relajarse para escuchar. Se centra en lo que oye, lo comprende y, además, ejercita la memoria porque puede recordar lo que ya se le ha leído y adelantarse a las explicaciones.

libro de carton infantil

 

 

Fortalece la relación con la familia

Leer es uno de los momentos favoritos del día de muchos niños, pero también de los padres. Son unos minutos en los que las aventuras de los libros se comparten en familia y por eso fortalecen la relación entre los miembros, tanto padres y madres como hermanos y hermanas. Así, según las edades de los pequeños, los mayores pueden leerles sus cuentos favoritos o intercambiar libros.
Es muy habitual que se dedique un rato de recogimiento para leer antes de acostarse y así se establece como una rutina para estar juntos en el sofá, en su habitación o ya en la cama. Esto resulta un buen ejercicio mental cuando ya están agotados del día y les demuestra que pueden divertirse utilizando su imaginación.

Prepara para la escuela infantil

Todas las habilidades anteriores contribuyen a un desarrollo mental que tiene una incidencia clara en los primeros años de escuela del niño, por ejemplo su capacidad de expresarse les ayudará a resolver posibles conflictos con los compañeros tanto como a mantener una buena relación con los maestros de la escuela infantil.
Lo que ha aprendido en el hogar lo podrá aplicar en el cole y viceversa. Son dos caminos que se juntan y tienen que complementarse para que funcionen a largo plazo. En este sentido, los libros que hay en las aulas servirán de incentivo para los niños, pero no tienen por qué ser los mismos que en casa: se pueden buscar refuerzos tanto como nuevas áreas para explorar y así ser una extensión más para apoyar sus capacidades.

Cómo incentivar la lectura en los niños

No todos los niños tienen el mismo interés en la lectura, pero la familia puede intentar incentivarlos para aprovechar los beneficios que hemos visto. Aunque cada pequeño es diferente, no se trata de obligarles, al contrario: se empieza como un juego hasta encontrar el estímulo correcto para que acaben disfrutando de la lectura y puedan considerarlo un placer, no una tarea escolar.

libro de actividades

Ser un ejemplo para los pequeños

La lectura es una habilidad que se puede animar a desarrollar, pero los libros deben estar presentes de forma natural en cualquier rincón de la casa. Desde los de recetas en la cocina a ensayos en el salón o alguna novela de ficción en la mesita de noche, es la manera de predicar con el ejemplo para que vean que el placer de leer no tiene horario ni espacio, ¡al menos para los adultos!
De pequeños el aprendizaje también se produce por imitación, es decir, repitiendo lo que ven en su entorno. Por eso ver a la familia leyendo les animará a practicar también por su cuenta con sus propios libros. Además, los de cartón están pensados para que puedan pasar sus páginas fácilmente, dándoles mayor autonomía.

Crear el hábito de la lectura desde edad temprana

Tener una referencia como la que comentábamos de, por ejemplo, leer un cuarto de hora antes de irse a la cama es una buena práctica que también funciona junto con otras rutinas cotidianas. Aunque también hemos visto que cualquier momento es bueno porque los niños también pueden leer por la tarde o entretenerse un rato por la mañana durante el fin de semana.
Así, a medida que vayan creciendo, encontrarán en los libros un aliado porque les habrán acompañado a lo largo de su vida. Y, lo que empezó siendo un momento con la familia, pasará a ser un hábito para disfrutar a todas horas.

libro de cartón clásico

Organizar su propia biblioteca de libros de cartón

Sea en la estantería de una habitación compartida con sus hermanos o en un lugar del comedor, crear una biblioteca desde bien pequeños es muy útil para empezar a acumular sus libros. El objetivo es tenerlos en el mismo lugar para que puedan elegirse y recogerse fácilmente.
Quizá se pueda empezar por los de un hermano mayor y seguro que alguien le regalará también alguno, cosa que la familia puede animar a hacer. En este sentido, la lectura debe ir acorde con su edad así que la biblioteca de libros de cartón irá dejando paso a otros para más mayores. Lo bueno es que ya habrá identificado un rincón en el que atesorar sus primeros libros y volver a leerlos siempre que quiera.
En Loyal Print nos dedicamos la impresión de libros desde hace décadas y sabemos la importancia de dar con el acabado perfecto que lo convierta en el favorito de los niños para que tenga un lugar destacado en sus bibliotecas.